Cine

Aquí podrás descubrir los proyectoAs cinematográficos.

Chumilla es, en palabras del crítico Oscar Iarussi: “uno de los autores españoles, o mejor dicho, europeos y mediterráneos, más interesantes y singulares de los últimos veinte años”.

Chumilla-Carbajosa se inicia en el cine a los catorce años rodando películas en super 8 con las que obtiene diversos galardones. Abandona sus estudios de Derecho, Filosofía y Ciencias de la Información, para ingresar en el Centro Sperimentale di CInematografia de Roma, donde en 1985 se titula en la especialidad de dirección de cine y televisión, teniendo como docentes a los cineastas Gianni Amelo, Roberto Perpignani, Carlo di Palma o Furio Scarpelli, entre otros. En 1984 rueda en blanco y negro el cortometraje L’uomo della folla/The man of the crowd, libremente inspirado en el homónimo relato de Edgar Allan Poe, en el que participan algunos de sus entonces compañeros del CSC como Arnaldo Catinari, Cesare Apolito, Leopoldo Santovincenzo, Edi Liccioli, Marina Roberti o Gianluca Arcopinto.

En 1986 obtiene el premio europeo Primo Volo del Festival de Agrigento por su cortometraje Berenice (1985), también una historia de Poe. El productor español Elías Querejeta (1934-2013) le llama para formar parte del proyecto 7 Huellas, junto a otros cineastas de su generación, como Julio Medem o Gracia Querejeta. Con Medem escribe el guión de Martín (1988) en el que también interviene como actor.

Su trabajo El número marcado (1987), producido por Elías Querejeta, es nominado al Premio Goya en 1990, año en el que crea Kinos Klan, su propia empresa de producción. En 1992 dirige su primer largometraje, El Infierno Prometido, inspirado en el mito de Orfeo, una coproducción hispano-italiana que Chumilla consideraba una obra incompleta en su filmografía y que años más tarde serviría de base e inspiración para The Unmaking of, (o cómo no se hizo) (2004-2010), película apócrifa que narra las peripecias de Alex Fortuna, alter ego del director, durante el rodaje de su opera prima.

En 1995 dirige a Carmen Maura, Juanjo Puigcorbé, Jean Pierre Cassel y Rafael Álvarez “El Brujo” en la coproducción europea Amores que matan, una comedia negra inspirada en la iconografía de Norman Rockwell de la que es coproductor, guionista y director. La película se estrena, fuera de concurso, en la sección oficial del Festival de Montreal, siendo destacada por la revista Variety y suscitando el interés de la 20th Century Fox.

En 1999 propicia el debut cinematográfico de Paz Vega y Eduard Fernández con Zapping, puzzle audiovisual en torno al mundo de la telebasura. La película, concebida inicialmente en blanco y negro y color, con Teo Delgado como director de fotografía, es finalmente estrenada únicamente en color por imposición de la productora.

Para tener mayor libertad creativa, decide volver a producir sus propias películas, renunciando a los grandes presupuestos y opta por el cine independiente en el sentido más profundo del término. Sus posteriores películas se ubican en un constante equilibrio entre la ficción y el documental: Desnudos desnudos (2000-2003), premiada en diversos festivales internacionales, que narra las relaciones entre un fotógrafo y sus modelos, (En esta ocasión sí logra hacer la película mezclando blanco y negro y color).

En 2005 se produce su reencuentro con Elías Querejeta, para quien realiza los largometrajes Buscarse la vida (2006-2007), documental sobre el cuarto mundo, y El agua de la vida (2008), en la que un río tiene voz y mirada; siendo esta película la última obra de ficción producida por el reconocido productor vasco, quien es también co-autor del guión.

Después produce y dirige The Unmaking of (O cómo no se hizo) (2004-2010) que gana el Premio Especial del Jurado “Punto de Encuentro” en la 55 edición de la SEMINCI (Semana Internacional de Cine de Valladolid).

En 2013, con motivo del XX Aniversario de El Infierno Prometido, culmina la edición definitiva de la película en una versión restaurada y remasterizada con la colaboración del montador de sonido Nacho Royo, reconstruyendo completamente la banda sonora e introduciendo significativos cambios de montaje. La cinta se convierte de algún modo en la continuación y complemento de The Unmaking of (O cómo no se hizo), desde la perspectiva de su alter ego cinematográfico Alex Fortuna, en un insólito díptico metalingüístico formado por The Unmaking of (O cómo no se hizo) (2004-2010) y El Infierno Prometido (el montaje de Fortuna) (1993-2013). Esta última fue presentada en 2013, fuera de concurso, en una proyección especial organizado por la SEMINCI, con la presencia del director y de su protagonista Ginés García-Millán, para quien El Infierno Prometido supuso su debut en el cine.

Es notoria su intuición para el descubrimiento de nuevos talentos y la lista de actores y técnicos a los que ha dado la oportunidad de debutar en el cine es extensa: A parte de los ya citados Ginés García-Millán, Paz Vega, Eduard Fernández, Antón Valén, Edi Liccioli, Arnaldo Catinari, Cesare Apolito, Marina Roberti o Miguel Franco, cabe destacar a Natalia Dicenta, León Siminiani, Antonio Conesa, Calos Gras, Ángel Haro, Paco Salinas, Curro y Carlos Piñana, Salvador Martínez y Ramón Lez, entre otros muchos.

En 2013 rueda ¡La rumba!, un cortometraje inspirado en el personaje de Saraghina de 8 e mezzo (1963), con motivo del L Aniversario de la película y del XXX Anviersario de la muerte de su director Federico Fellini. Ambientada en una atemporal playa mediterránea, el corto recupera en su banda sonora la antigua canción Fiesta Bianca (cantada en alemán), tema original compuesto por Walter Samuels & Leonard Withcup, que fue posteriormente versionado por Nino Rota para la escena original de 8 e mezzo. ¡La Rumba! fue adquirida por la RAI (Radiotelevisione Italiana) y emitida la noche del 31 de Octubre de 2013, en una programación especial dedicada a Federico Fellini, coincidiendo con la fecha exacta del XXX Aniversario de su fallecimiento en 1993.

Actualmente, trabaja en la post-producción del largometraje Regreso al Horizonte, de la que es productor, guionista y director, Rodado en espacios naturales de Lisboa y la Región de Murcia, la película, basada en historias reales, narra las peripecias de Álvaro Ayala, un empresario arruinado que regresa a su ciudad después de doce años con la intención de recuperar, con la ayuda de un grupo de vagabundos, el amor de su hija, a quien abandonó siendo una niña. En el reparto, algunos de sus actores habituales como Ginés García-Millán y Antón Valén, acompañados por Pepa Aniorte, Enrique Martínez, Katrina Adamska, María García Vera o Daniel Albaladejo. Con una espléndida banda sonora compuesta por Salvador Martínez y fotografía de Jerónimo Molero, en donde vuelve a convivir el color y el blanco y negro. Una historia social con grandes dosis de ironía que recupera la tradición de la primera etapa del cine de Luis García Berlanga y Rafael Azcona o del humor italiano de los guiones de Age & Scarpelli.
Blog cine                   Filmografia