Resumen

chumilla realizador

El director de cine y artista multidisciplinar Juan Manuel Chumilla Carbajosa

Juan Manuel Chumilla Carbajosa nace en Cartagena (Murcia) en 1961. Desde muy joven, sus inquietudes creativas le llevan a experimentar en diversos ámbitos expresivos: música, artes plásticas, literatura, teatro, magia, fotografía, diseño gráfico, siendo en el cine donde pronto concentra la mayor parte de su trabajo sin abandonar sus otras facetas artísticas. En 1976, con tan solo 14 años, realiza “Shock”, su primer cortometraje. Sus cortos en super 8 reciben diversos premios y decide formarse profesionalmente en Italia, ingresando en el “Centro Sperimentale di Cinematografia” (CSC) de Roma donde se titula en Dirección Cinematográfica en 1985.

Uno de los autores españoles, o mejor dicho, europeos y mediterráneos, más interesantes y singulares de los últimos veinte años.

Ha colaborado en diversos periódicos y revistas españolas y extranjeras: “El País”, “Finzioni”, “Arrecife”, “Cineaste”… Entre su producción literaria destaca el relato “La sombra del Tahúr” o “Una acera en la pared” (Premio de teatro Marqués de Bradomín 1986).

Siendo elegido mejor joven realizador europeo de escuelas de cine por su cortometraje “Berenice”, a principio de los 90, tras formar parte del proyecto “7 Huellas” del productor Elías Querejeta, crea Kinos Klan, su propia empresa de producción. A su amplia relación con el medio cinematográfico como asesor y docente en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Fundación para la Investigación del Audiovisual (FIA) en Valencia, la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de Cuba, el Instituto Sundance, la Fundación Autor o la Motion Pictures Association (MPA), hay que resaltar su labor como director, guionista y productor, interesándose especialmente por el desarrollo de las nuevas tecnologías audiovisuales y sus aplicaciones creativas.

En 1995 dirige a Carmen Maura, Juanjo Puigcorbé, Jean Pierre Cassel y Rafael Álvarez “El Brujo” en la coproducción europea “Amores que matan”, una comedia negra inspirada en la iconografía de Norman Rockwell que suscita en interés de la Twenty Century Fox tras su paso por el festival de Montreal y las excelentes críticas en Variety. En 1999 propicia el debut cinematográfico de Paz Vega y Eduard Fernández con “Zapping”, irónica reflexión sobre el universo televisivo construida como un puzzle audiovisual de formatos y texturas.

En la Navidad de 1999, la realización de un cortometraje titulado “Cuento de Navidad (para indigentes)” (protagonizado por el actor Antón Valen meses antes de integrarse en el “Cirque du Soleil” donde terminaría convirtiéndose en uno de los clowns más aclamados del mundo), supone un punto de inflexión en su decidida apuesta creativa por las nuevas tecnologías. Rodado en tan sólo tres días con tres pequeñas cámaras de MiniDV y sin más iluminación que una batería de coche, el corto fue posteriormente transferido a soporte cinematográfico de 35 mm, tras su selección por el festival de cine de Montreal donde sorprendió la fuerza de su textura hiperrealista.

DE 2005 a 2008 explora el género documental a través de su reencuentro con el productor Elías Querejeta: “Magos como tú” (2005), “Buscarse la vida” (2007), largometraje interpretado íntegramente por indigentes reales y “El agua de la vida” (2008), este último escrito en colaboración con el productor vasco, donde un río adquiere voz y mirada como narrador de un viaje poético entre la memoria y la realidad.

Su pasión por el diseño gráfico propicia una intensa obra como cartelista y creador de logotipos para diversas empresas e instituciones.

En 2006 crea el “Instituto Rueda” de etnografía audiovisual desarrollando diversos proyectos internacionales de enseñanza e investigación.

En 2008 lleva a cabo la instalación “Voces Desnudas” para el Centro Párraga de Arte libre, a partir de la experiencia creativa de su largometraje “Desnudos Desnudos” (2003), un film pionero en la utilización del cine digital como instrumento de nuevas formas narrativas y premiado en diversos festivales internacionales.

Sus últimas creaciones cinematográficas se ubican en un constante equilibrio entre la ficción y el documental que define un estilo personalísimo, en palabras del crítico Oscar Iarussi: “uno de los autores españoles, o mejor dicho, europeos y mediterráneos, más interesantes y singulares de los últimos veinte años”.

En 2010 impulsa la creación del MIFI (Mediterránea International Film Institute), labor que compagina con sus proyectos cinematográficos y multidisciplinales.